TRADUCIDO POR JOSÉ LUIS GARCÍA QUIRANTE Y JUAN MANUEL HERNÁNDEZ

El mundo no ha revelado aún todas sus riquezas. Numerosos espacios, constituyentes de reservas de biodiversidad única, continúan vírgenes de todo contacto humano. Frente al agotamiento de recursos naturales, el hombre sobrepasa sus límites y accede a lugares cada vez más remotos del globo terrestre.  Estas “tierras raras” podrían ser su pasaporte de vida para los siglos siguientes. Durante una semana, Le Journal International los invita a un viaje marinoLa búsqueda del tesoro apenas comienza…

Anteriormente…

Parte 1/5: “Bajo el océano…”

Parte 2/5: “Antártida, Árctico… más allá de los glaciares”

Jungla amazónica. Crédito Jean-François Renaud.

La Amazonia y sus regiones colindantes constituyen un patrimonio vegetal y animal incalculable. La deforestación vuelve la tierra estéril y contribuye a acelerar el calentamiento global. El 80 % de los bosques naturales desaparecerán por culpa especialmente de la explotación forestal y la ganadería. Las zonas que quedan son rusas, amazónicas, africanas…, y constituyen tesoros de vida intactos y prácticamente inexplotados por el hombre. Los laboratorios del mundo entero se están apresurando a aventurarse y a patentar sus descubrimientos.

El océano verde amazónico alberga ecosistemas ricos y variados, y está poblado por especies vegetales y animales no clasificadas. Produce bosques tropicales raros, que constituyen una materia prima de calidad para la industria y una fuente energética importante. Algunas de sus plantas presentarían virtudes terapéuticas. Además, muchos medicamentos mundialmente reconocidos contienen sustancias originarias de bosques tropicales. La comunidad internacional no parece que se esté implicando de verdad en proteger esta biodiversidad.

El oro de Guyana y del Perú

El sector minero es esencial para la economía de América Latina; en especial Guyana y el Perú albergan reservas de oro de entre las más grandes del mundo. Con el incremento de la cotización del oro, se está desarrollando el comercio ilegal en estas zonas de vegetación tropical. Su explotación hace que se vierta mercurio en las aguas y que se destruya la jungla, y la presencia de trabajadores clandestinos hace que se mantengan redes de violencia en el marco del tráfico de armas, de drogas y de prostitución.

El “pulmón del mundo” esconde riquezas que podrían permitirnos hacer frente al inmenso desafío ecológico que conocemos.

Hasta el fin del mundo…

Una gran cantidad de territorios nos son todavía desconocidos y constituyen reservas de riquezas inimaginables. Bolivia y su “oro blanco”, el litio, aparece como un nueva apuesta energética. Las arenas de alquitrán están convirtiendo a Canadá en un peso grande en la producción de petróleo. Pero la carrera por los recursos no es simplemente terrestre, la conquista espacial estaría volviéndose el nuevo El Dorado.

Artículos por venir…

Parte 4/5: “Los mundos perdidos del continente africano”

Parte 5/5: “Los paraísos bajo tierra de Asia”

También te gustará