Alternatiba : soluciones para revertir los efectos del cambio climático

TRADUCIDO POR AGOSTINA MASSARINI Y CORREGIDO POR BRENDA OROZCO

El 22 de septiembre pasado, el Parc des Bastions en Ginebra, acogió a miles de personas que se presentaron para la cuarta edición del festival Alternatiba Léman. Dicho festival, ofrece alternativas locales para vivir y consumir de manera durable y en armonía con nuestro medioambiente.

« Cambiar el sistema, no el clima »

Los orígenes de Alternatiba remontan al momento en que un puñado de hombres y mujeres deciden en 2013, crear un movimiento ciudadano por el clima y la justicia social. En Bayona, Francia, se realiza la primera serie de alternativas tras la insistencia del Quinto Informe del GIEC (Grupo Intergubernamental de Expertos en el Cambio Climático) sobre el impacto de la actividad humana en el calentamiento global . El entusiasmo de 12000 personas reunidas permitió así realizar un llamado a la expansión de Alternatiba tanto en Francia como en el exterior. Alternatiba se basa en el hecho de que el calentamiento global se acelera y que es tiempo de actuar para poder evitar llegar a una situación irreversible. Por esta razón, el festival ofrece soluciones alternativas y busca reforzarlas para concientizar a la mayor cantidad de personas posible. ¿El objetivo? Cambiar el sistema, no el clima.

Numerosas acciones gracias a más de 150 cooperativas

Este movimiento aumentó su tamaño en los últimos años y hoy cuenta con más de 150 cooperativas Alternatiba a lo largo del territorio francés y al exterior. Suiza, Senegal, Haití, España e incluso Gran Bretaña se encuentran entre ellos.

Estas universidades populares al aire libre permiten reorganizar el espacio público alrededor de los distintos ámbitos sociales. Efectivamente, la economía, la agricultura, el transporte, la educación e incluso la energía son áreas directamente afectadas por el cambio climático. A esta función altruista, se suman grandes movilizaciones en busca de difundir el mensaje de las alternativas. Muchas manifestaciones ciudadanas surgieron de la noche a la mañana de la COP21, y más recientemente contra los tratados de libre comercio. El movimiento también debe su éxito al “Tour Alternatiba”, un viaje de cuatro meses en bicicleta alrededor de Francia y por los países limítrofes. Dicha travesía tiene como objetivo el demostrar que otro sistema económico y social es posible en el mundo.

Alternatiba Léman

Con el principal objetivo de movilizar a los distintos actores sociales durante la COP21, el festival se transportó a Suiza. Desde entonces, la construcción de una región ginebrina y de una identidad transfronteriza durable, equitativa y solidaria, se volvió central para Alternatiba Léman. Si la cuestión del clima es imprescindible durante el festival, la de la organización de la sociedad y del modelo de desarrollo también lo es.

Es por estas razones que un gran número de organizaciones y asociaciones se encontraron presentes el pasado 22 de septiembre. Una de ellas fue la asociación/almacén Le bocal Local, representada por su co-creadora Déborah.

Encuentro

                                     (Imagen : Créditos de imagen : Léore Pujol Piffat)

Ya hace tres años que Déborah participa en el festival Alternatiba Léman. Su asociación Le Bocal Local ofrece alternativas y promueve una consciencia ciudadana eco-responsable. El almacén propone productos sin envases desechables y principalmente locales para incentivar la interdependencia entre el medioambiente y la salud para el “consum’acción”. Este negocio a granel es el ejemplo de un tipo de sistema en el cual es posible consumir de otra manera más razonable, local y biológica para reducir el impacto ecológico. Los cambios de comportamiento son señales de ayuda mutua y de creación de relaciones sociales. Estos elementos son los componentes esenciales de la asociación Le Bocal Local.

Además, Déborah busca crear una red de apoyo entre consumidores para poder realizar intercambios entre los actores y la sociedad. Ella da mayor importancia a la cooperación antes que a la competencia mediante la colaboración entre las diferentes asociaciones que comparten sus mismos valores.

Construcción de una consciencia colectiva

Tanto en Suiza como en el extranjero, la popularidad del festival se encuentra en crecimiento desde hace ya algunos años. Incluso, Déborah constata que una consciencia colectiva creciente afecta actualmente a todos los ámbitos de nuestra sociedad. Los ciudadanos y ciudadanas se dan cuenta de la urgencia en la cual se encuentra nuestro planeta. Son cada vez más numerosos los que se rebelan contra el sistema destructor en el cual vivimos.

Así como nos recuerda el festival Alternatiba, la cuestión del cambio climático y la protección del medioambiente afecta a toda la sociedad. Las alternativas son vastas y diversas, pero sobre todo, están al alcance de la mano: ¡Solo nos queda aplicarlas!

También te gustará