Crédit Darold Massaro.

Brexit: El destino de Gibraltar al borde del abismo

 

TRADUCIDO POR ORIANE MOLLARET Y MARÍA ALEJANDRA PAIXÃO

Desde el mes de marzo, el Brexit lleva las diferentes regiones británicas a replantear sus relaciones con Inglaterra y Europa. Análisis del caso específico de Gibraltar. Aunque un 96 % de los votantes se opusieran a la salida de Europa, su suerte depende de Londres.

El pequeño territorio británico de Gibraltar, ubicado al sur de España y a veces llamado “el Peñón” participó al referéndum sobre el Brexit. Solo un 4 % de su electorado decidió salir, contra un 52 % del total de los votantes británicos.

Robin Walker es el único ministro que desde la constitución del nuevo gobierno en junio. Intentó tranquilizar a los 30.000 habitantes que podrían sentirse abandonados por el resto del reino. Sin embargo y con su equipo, intentó más que todo convencer a la población que no habrá ningún problema con esta nueva economía. Aclaró que se tendrán en cuenta las particularidades del Peñón al negociar la salida del mercado europeo. Ahora que ya se inició oficialmente el Brexit, se pondrán a prueba estas promesas.

El apoyo de un gobierno central protector

El Departamento para la salida de la Unión Europea había celebrado una reunión dos semanas antes de esta visita. Los ministros habían puesto en línea su conversación. Extractos:

“Reconocemos que Gibraltar tiene intereses particulares y por ello es vital dedicarle un fórum. Nos da la oportunidad de discutir las prioridades de Gibraltar y asegurarse de que se tengan en cuenta.” (Robin Walker)

“El Reino Unido valoriza sus empresas mediante una gama de mercados internacionales. Nos comprometemos a considerar las necesidades de Gibraltar y otros territorios de ultramar a lo largo de esto proceso.” (Lord Price, ministro de Comercio Internacional)

Dos palabras pronunciadas por estos ministros podrían plantear dudas: “particular” y “ultramar”. Aunque siempre tuviera una relación compleja con Europa por estar fuera de la unión aduanera, Gibraltar siempre prosperó gracias al comercio transfronterizo. Sobrevivir económicamente estando aislado sería difícil. En un reporte, la Cámara de los Lores declaró estar preocupada por el 40 % de empleos dependientes de la frontera española. La circulación de bienes también causaría preocupaciones. Por otra parte, evoca los fondos de Bruselas que actualmente percibe el territorio. Un acuerdo mutuo entre Gibraltar, el Reino Unido y España asegura por el momento una fuerte relación comercial. El Brexit también tendría un impacto sobre la economía de Andalucía, vecina de Gibraltar.

Un territorio que conoce sus prioridades

España disfruta económicamente de la situación de Gibraltar y por ello intenta participar en las negociaciones del Brexit. La relación entre Gran Bretaña y Gibraltar tiene raíces profundas. Hace un año, la población del Peñón expresaba sus preocupaciones en cuanto a un retorno a la frontera reforzada con España que conoció hasta 1985. A pesar de todo, sigue siendo opuesta a un eventual acercamiento a España. Este patriotismo hacia el Reino Unido podría llevarla a hacer concesiones económicas.

Foto de capa: crédito Darold Massaro

También te gustará