Le chercheur Sylvain Crépon se prête au jeu des questions-réponses lors de la conférence aux Jardins du Luxembourg. Crédit Alexis Clot.

La cooperación europea al servicio de la investigación

TRADUCIDO POR MÓNICA LICEA Y AGOSTINA MASSARINI

Del 23 al 25 de marzo París recibió a los miembros investigadores de la action COST IS1308, consagrada al estudio de estrategias populistas en Europa. Disponible en YouTube, diferentes participantes (investigadores, periodistas) se reunieron para discutir en la conferencia del Palacio de Luxemburgo. Los dos organizadores acordaron una entrevista para Le Journal International. Encuentro.

Nicolas Hubé es maestro de conferencias en ciencias políticas y responsable del master 2 «comunicación política e institucional» en la universidad París 1. Gaël Villeneuve es doctor en ciencias políticas en la universidad Paris 8, investigador en laboratorio “comunicación y política” del CNRS y profesor en el Instituto Superior de Comunicación (ISCOM).

Gaël Villeneuve y Nicolas Hubé, organizadores del evento, al momento de la entrevista. Crédito Alexis Clot.

Le Journal International: Usted forma parte del movimiento COST IS1308 “Populism Political Communication in Europe”, ¿podría explicarnos en algunas palabras en qué consiste?

Nicolas Hubé: La red COST es una red europea de investigadores y está financiada por un programa de investigación europea. Las acciones COST tienen como objetivo el encuentro de investigador(es)(as) de diferentes países a lo largo de 4 años tratando un tema preciso y con el objetivo de consolidar futuras investigaciones y programas de investigación.

En lo que concierna el origen de COST Action IS1308, yo estaba en el grupo que presentó el tema a la European Science Foundation; comenzamos hace tres años. Era un grupo de investigadores que se llama NEPOCS (Network of European Poltical Communication Scholars). Éramos un grupo de dieciséis investigadores europeos y pensábamos que el aumento del populismo era un tema que merecía atención. El grupo estaba formado esencialmente por los países del oeste de Europa y hubo un segundo grupo que se ha agregado, de invitados de colegas de diferentes países, del este de Europa balcánica más otros colegas como Gaël por ejemplo.

“Lograr trabajar juntos con una visión diferente”

Gaël Villeneuve: De hecho, hace algunos meses, hace menos de un año y después del inicio del proyecto, tuve el placer de ser invitado por Nicolás. En ese entonces trabajaba en la cuestión de la relación entre el pueblo y la extrema derecha en los medios de comunicación. Y es así que me he vuelto socio de Nicolás, eso ha enriquecido los intercambios, ya que hay diversas personas por país. Nuestros primeros encuentros se han hecho en Grecia y en Dinamarca. De hecho, he tenido el placer de ver en acción a intelectuales y gente de diferentes culturas científicas plantearse preguntas difíciles y experimentar la dificultad de responder algunas de ellas.

Lo que me ha interesado para poder seguir este proyecto es de una parte ver que en este medio la cuestión del populismo no estaba forzosamente planteada, porque, primeramente, es muy difícil de plantear y sobre todo a 25 o 30, especialmente cuando esta es la base de la reagrupación. Sin embargo, el populismo permanece una caja negra que es difícilmente abierta, pero detrás de eso, logramos encontrar formas de coordinación, de intercambios, de discusiones, que hacen que, al fin y al cabo, logremos trabajar todos juntos con una visión diferente.

“Inclinados hacia la internacionalización”

JI: ¿Por qué decidir agruparse entre varios investigadores europeos?

Nicolas Hubé: Esa es una coerción estructural de la universidad, somos empujados hacia la internacionalización, a realizar programas europeos porque es ahí donde hay dinero. Ahora la investigación se realiza de esta manera, pasando mucho por los financiamientos ad hoc para proyectos europeos. Más que nada, es una obligación.

Gaël Villeneuve: Nicolas y yo tenemos un punto en común y es que ambos hicimos una parte de nuestra tesis fuera de Francia. Yo hice una parte en la University College London, trabajando en la televisión inglesa; él trabajó sobre Alemania en la Freie Universität Berlin, y posteriormente en la Europa Universität Viadrina. Ambos ya estábamos interesados por lo que sucedía en el extranjero.

JI: ¿Y cuál es la finalidad de su proyecto?

Nicolas Hubé: El objetivo es realmente poder mostrar las redes que van a obtener los financiamientos europeos más importantes para poder, posteriormente realizar verdaderas investigaciones. Estamos divididos en tres grupos de trabajo. Un primer grupo que observa cómo actúan las élites sobre la cuestión del populismo, básicamente cómo los elegidos y los periodistas abordan esta cuestión. Luego tenemos un segundo grupo que se encarga de la cuestión de los medios, es decir, cómo el populismo es tratado por los periodistas. Por último, el tercer grupo trata la cuestión de los efectos. Con estos tres grupos, hemos podido realizar pequeñas investigaciones.

“Un estado de conocimientos país por país”

Por ejemplo, con el grupo «élites», estamos reflexionando sobre cómo llevar a cabo entrevistas junto a las élites para saber lo que es esta palabra: ¿un concepto? ¿Algo que podemos utilizar? ¿Podemos declararnos como populistas o acaso es un insulto? ¿Es positivo?

Por parte de los medios, estamos realizando un trabajo en la prensa de diferentes países para ver cómo hablan de las cuestiones del pueblo y de inmigración. ¿Qué y cómo se trata la temática? ¿Se destaca según las categorías del populismo?

De la misma manera hay una investigación en proceso sobre los ciudadanos en diferentes países europeos, cómo piensan y ven las estrategias de campaña, cómo perciben a Marine Le Pen, etc. Por lo tanto, esta es la finalidad del proyecto en curso. Antes de esto, en lo que nos habíamos concentrado durante el primer año y medio era la obra que trataba de plantear un estado de conocimientos país por país. Ha salido a fines del año 2016.

Gaël Villeneuve: Lo que es realmente interesante es que, al ser un proyecto europeo, financiado a escala europea, es evidentemente presentado por el espíritu de “new public managment” es decir, más grande, más impactante, más extenso, más fuerte. Y da al espíritu científico retos monstruosos para entablar relaciones entre 25 o 30 elementos diferentes, culturas, situaciones diversas y métodos de trabajo de investigadores diferentes…y de pronto esta gran dificultad produce efectos particulares. Por ejemplo, en mi grupo, el de periodistas, hemos sido llevados a cada país para recolectar un cierto número de datos de los periódicos, sitios de internet, sobre periódicos precisos. Al mismo tiempo, colegas de otros países recuperaron periódicos de tamaños correspondientes, de sitios de información con las mismas fechas. Y entonces habrá una enorme comparación que será realizada.

“Una no reflexión metodológica”

La comparación en sí, debido al tamaño que se pretende tomar, tendrá sin duda problema para concebir una reflexión revolucionaria pues esta es verdaderamente muy muy amplia e impone, debido a su eficacia, una no reflexión metodológica, sino epistemológica. Ya contamos con gente que va a trabajar con los datos franceses, y además conocemos en otros países, gente con quien podremos discutir de estos asuntos y a partir de los cuales podremos alcanzar proyectos fecundados para esta dinámica.

Nicolas Hubé: Y además en términos de finalidad, lo que he olvidado precisar es que también hay una cosa que se nos obliga pero que no está mal: es dar a conocer al público los resultados y de dónde hemos organizado el evento con el Senado. Lo que era un poco una presión o una amenaza de la European Science Foundation y lo que hay que decir, es que también es necesario encontrarse no con el gran público, porque sabemos que no es factible, sino en cualquiera de los casos, encontrarse con los periodistas, grupos de interés, los think tanks…Y eso es algo esperado y para lo cual hemos organizado este evento del viernes.

JI: Y, además de los investigadores, ¿quién ha venido a esta conferencia en el Senado?

Nicolas Hubé: De por sí, ha habido estudiantes, lo que está muy bien pues por lo general, cuando hacemos coloquios, hay investigadores. Estamos contentos cuando los estudiantes vienen. El éxito es además que contábamos con una sala con 115 lugares y 100 de ellos estaban ocupados. Hemos tenido también algunos periodistas, los cuales han venido a hablarnos, algunos observadores…ya es bastante. Y el hecho que el Senado estaba orgulloso de acogernos y de volver a difundir los resultados de la conferencia, es signo de un interés que va más allá de la sola investigación.

La prensa extranjera utilizaba a periodistas locales como “subcontratistas”

JI: Y cuándo organizáis coloquios en otros países, ¿sucede de la misma manera? ¿organizáis siempre una conferencia abierta al público?

Nicolas Hubé: Hasta ahora, era más en sentido opuesto, es decir que eran los especialistas del país quienes venían a hablar a la gente de l’Action COST, Por ejemplo, en Grecia, han sido los periodistas de primera clase quienes han venido a hablarnos de la forma en la que ellos percibían la cobertura de la crisis griega en los otros países; particularmente cómo los corresponsales de otros países venían a la escena. Sin embargo, es cierto que es la primera vez que hemos tenido un evento público con tanta fuerza sobre el tema.

Gaël Villeneuve: Los periodistas griegos nos habían explicado haber percibido llegar una nube de saltamontes de toda Europa a la pequeña Grecia al momento de la crisis económica, de la bancarrota del país; pero estos periodistas no sabían trabajar en este país pues no lo conocían, no conocían el idioma y utilizaban a periodistas locales como “subcontratistas”. En Cracovia, hubo un periodista que estaba extremadamente impactado al ver el final del servicio público audiovisual y la transmisión liberal brutal, tal y como la información era gestionada en la época comunista.

JI : ¿Cuál fue el reto principal en este coloquio en Paris ?

“Un enfoque sobre el populismo en diferentes países”

Nicolas Hubé: La primera apuesta era tener un balance sobre lo que ocurre en Francia, para estos colegas extranjeros que leen cosas acerca del Frente Nacional, acerca de Macron, hacerlos encontrarse con agentes, investigadores de primer nivel capaces de descifrar eso. El segundo objetivo era un poco en el sentido opuesto, aclarar lo que sabemos sobre el populismo en diferentes países para un público francés. Al inicio también debíamos haber tenido una mesa redonda con políticos, pero debido a los tiempos, es la campaña…

Gaël Villeneuve: El tiempo ha interesado mucho a los colegas extranjeros cuando hemos propuesto organizar un coloquio a Paris hace aproximadamente un año. Precisamente, debido a que las elecciones francesas estaban en puerta, hubo una especie de rivalidad por preguntarse si Marine Le Pen, quien era considerada por la gente de la COST como la populista principal, iba a logar volverse presidenta. Y la etiqueta “populista” funciona bastante bien aún y cuando designa a emprendedores políticos a menudo muy diferentes. Es precisamente el momento de realizar el balance.

JI: ¿Con qué hay que quedarse?

Nicolas Hubé: Hemos hecho avanzar los aspectos de la investigación en el sentido práctico-práctica, puesto que realizar investigación es también a veces situarse alrededor de una mesa y discutir, no solamente intercambiar correos.

Gaël Villeneuve: La buena noticia es además y sobretodo, que no ha sucedido ningún tipo de problema, todo se ha desarrollado bien. Ha funcionado bien, estamos contentos.

Foto de portada: el investigador Sylvain Crépon se presta para el juego de pregunta-respuesta durante la conferencia en los Jardines de Luxemburgo. Crédito Alexis Clot.

También te gustará