L'ex-footballeur et entrepreneur Jimmy Adjovi-Boco avec Mohed Altrad.

Diambars: el fútbol para ayudar a los jóvenes senegaleses

TRADUCIDO POR BERNAT ARANDA CASAJUANA Y NÚRIA HURTADO SERRAMALERA

La asociación Diambars nació en el 2000 de la imaginación de los futbolistas Jean-Marc Adjovi Bocco, Patrick Vieira y Bernard Lama. Presidida por el empresario senegalés Saër Seck, esta asociación está destinada a ayudar a jóvenes con dificultades usando el fútbol como herramienta. Entrevistamos a Jean-Marc Adjovi Bocco, uno de los miembros fundadores.

Artículo realizado en colaboración con el Lyon Bondy Blog.

Le Journal International: Buenos días, Jean-Marc Adjovi Bocco. Nació en Benín. ¿Por qué escogió Dakar y Senegal para implantar vuestra asociación?

Jean-Marc Adjovi Bocco: Me habría gustado mucho abrir mi escuela en Benín, pero la situación política lo hace imposible. La FIFA ha excluido a los equipos nacionales de las competiciones internacionales. Así que en esta situación resulta imposible atraer a inversores y poner en marcha centros de formación.  A pesar de haber sido capitán de la selección, no tengo ninguna influencia en la situación.

JI: Su asociado Saer Seck, jefe de empresa, es el presidente de la liga de fútbol de Senegal y de su club. ¿Qué relación tiene con los dirigentes?

JMAB: Simplemente una relación amical, a años luz de las funciones que le corresponden hoy por hoy. No tenemos apoyo financiero por parte de la liga.

«Usar el fútbol como una herramienta social»

JI: ¿Cómo se le ocurrió la idea de una asociación en que se mezclaba deporte con educación?

JMAB: Cuando Bernard Lama y yo éramos compañeros de equipo [temporada 1991-1992 en Lens, N. de R.], solíamos hablar de usar el fútbol como una herramienta social en los países desfavorecidos.

JI: ¿Cuánto tiempo dura el acompañamiento de estos niños?

JMAB: Escogemos a los niños cuando tienen unos trece años por criterios puramente deportivos. En un país como Senegal, suelen ser los niños que viven en la calle y concretamente los que mendigan. Con Diambars, nos desmarcamos de los centros de formación tradicionales y acompañamos a los buenos alumnos hacia los estudios superiores, aunque no estén hechos para el fútbol profesional. Así pues, acogimos un joven de una escuela coránica, aunque no sabía ni leer ni escribir en francés.

JI: ¿Qué ha sido de él?

JMAB: Ahora está en Francia, donde ha obtenido un certificado de técnico superior en sistemas digitales y entrará en una escuela de ingenieros.

«Ayudar a jóvenes cuyas familias no tirarían adelante por sí solas»

JI: ¿Qué exigencias tenéis con respecto a ellos?

JMAB: Preparamos una élite y eso sin tener en cuenta de qué entorno social provienen los jóvenes. Más que buenos jugadores de balón, esperamos de los jóvenes una actitud ejemplar fuera del terreno de juego y sobre todo que sean muy trabajadores.

JI: ¿Qué inversión financiera se necesita para poder escolarizar a un niño durante un año?

JMAB: La asociación tiene 17 años y he trabajado durante mucho tiempo sin cobrar salario alguno. Más que el dinero, lo que cuenta es ayudar a jóvenes cuyas familias no podrían tirar adelante por sí solas. En países como Senegal, el talento se halla sobre todo en la calle, pero hay que encontrarlo antes que las redes de trata.

JI: Diambars existe desde el 2000. Después de 17 años de existencia, ¿qué balance extrae desde el punto de vista social?

JMAB: Actualmente tenemos 85 asalariados y un equipo de fútbol profesional, que proviene en su totalidad del centro de formación, que compite en primera división. Con un presupuesto de 1 millón de euros por temporada, hemos conseguido ganar el campeonato de Senegal hace unos años y asimismo participar en la liga de campeones africanos.

«Algunos de nuestros jugadores consiguen una larga carrera profesional»

JI: ¿De qué fuentes de financiación disponen?

JMAB: Es importante no depender de subvenciones y donaciones. El interés de tener un equipo profesional es que vivimos de las cantidades generadas por las transferencias [un club formador cobra una cantidad por cada transferencia de uno de sus antiguos jugadores, N. de la R.]. Algunos de los jugadores que han salido de nuestro club consiguen una larga carrera profesional en Inglaterra, como Idrissa Gueye en Everton o Pape Souaré en el club londoniense Crystal Palace. Actualmente, nuestro equipo cuenta con tres internacionales.

JI: Además de Dakar, Diambars tiene una filial en Johannesburg. ¿Tienen en mente abrir nuevos equipos?

JMAB: No se lo puedo anunciar con certitud, ya que no hay nada hecho. A pesar de todo, estamos realizando estudios de viabilidad para crear nuevos equipos en Costa de Marfil y en Marruecos.

Foto de banner: el exfutbolista y empresario Jean-Marc «Jimmy» Adjovi-Bocco (a la derecha) con Mohed Altrad (a la izquierda). Crédito DR.

 

También te gustará