Crédit iStock.

Cada vez más icebergs bordean la costa este de Canadá, pero esto no es una buena noticia…

TRADUCIDO POR AGOSTINA MASSARINI Y BRENDA OROZCO

En este período, el espectáculo de icebergs que bordean la costa este de Canadá es uno de los más hermosos, sin embargo también es uno de los más preocupantes, debido a que el número de éstos se encuentra en gran crecimiento. Para los científicos, el cambio climático no es algo que pueda ignorarse.

Artículo reproducido via SciencePost gracias a una colaboración.

Los icebergs que se encuentran en la costa este de Canadá representan un espectáculo anual muy importante para los canadienses. Pero durante esta semana, un gran bloque de hielo apareció en las orillas de Ferryland, en Tierra-Nueva, provocando una cobertura mediática mundial.

El número de icebergs que se encuentran a lo largo del litoral canadiense se ha visto en constante aumento en los últimos años, con más de 450 anunciados desde el mes de enero pasado. En 2016, el número incluso llegó a 687 en total. Según los científicos, se trata directamente de una consecuencia provocada por el cambio climático, llegando a ser aún más fuerte durante los próximos años.

« Un período inédito en términos de flujo de icebergs »

La revista Motherboard entrevistó a Eric Rignot, profesor de la universidad de California, y quien estudia los casquetes glaciares de Groenlandia. Él también apunta directamente al cambio climático en cuanto a este incremento de icebergs en la región. “A causa del sobrecalentamiento, los glaciares desembocan cada vez más en el océano, aumentando el número de icebergs flotantes lejos de Groenlandia. Pero éstos son también más pequeños, ya que se separan más fácilmente en un clima aún más caliente” explica.

Un estudio publicado en 2014 por investigadores de la Universidad de Sheffield, explica que el desprendimiento (la producción de icebergs por un glaciar cuando masas de hielo se separan del mismo) se encontró en su más alto nivel en la historia desde los años 1990 y que se producía en latitudes cada vez más elevadas. “El pasado reciente es un período impactante en términos de flujo de icebergs, consecuencia del casquete glaciar de Groenlandia a causa de la rápida evolución climática que sufre actualmente”. El recalentamiento de las aguas árticas significa que los icebergs no solo se derriten cada vez más temprano sino que también se vuelven más pequeños, lo cual demostraría la influencia nefasta del hombre sobre el medioambiente.

Foto de portada : créditos iStock.

Artículo reproducido via SciencePost gracias a una colaboración.

También te gustará