Ginebra, Irán y el triste recuerdo del verano de 1988

TRADUCIDO POR UXIA GESTO Y CORREGIDO POR NATALIA VERGARA FUENTES

El viernes 15 de septiembre de 2017, la Plaza de las Naciones en Ginebra se convirtió, durante una tarde, en el lugar de un trágico recuerdo de la historia contemporánea de Irán. Le Journal International estuvo en Suiza para conocer a esos hombres y mujeres que reclaman justicia por las masacres cometidas en 1988 por el régimen de Teherán.

Créditos de la foto: Siavosh Hosseini, MediaExpress.

Los paseantes se sorprenden por multitud de zapatos colocados sobre el suelo de la plaza forrados con amapolas. Representan a las 30 000 personas desaparecidas durante las masacres que tuvieron lugar en el verano de 1988. Alrededor de la plaza hay fotos colgadas, nombres, algunas explicaciones sobre la vida de decenas de miles de prisioneros políticos ejecutados.

Una « Fatwa » que causó 30 000 muertos

En su última publicación, Asma Jahangir, reportera especial sobre la situación de los Derechos Humanos en Irán, acaba de romper 28 años de silencio de las Naciones Unidas. Ella recuerda que « en el curso de los meses de Julio y Agosto de 1988, miles de prisioneros políticos, hombres, mujeres y adolescentes, habrían sido ejecutados a raíz de una fatwa [un preaviso jurídico dado por un especialista de la Ley Islámica sobre una cuestión en particular, ndlr] emitido por el Guía Supremo, el Ayatollah Jomeini. Los cuerpos de las víctimas habrían sido enterrados en tumbas anónimas y sus familias nunca fueron informadas de lo que les había pasado ». Mostafa Naderi, un superviviente de la masacre presente en la Plaza de las Naciones, explica que « mientras se llevaban a cabo las ejecuciones él estaba inconsciente en la enfermería a causa de las torturas. A su vuelta, todos sus camaradas de celda habían sido ejecutados ».

« Las Naciones Unidas tienen los medios para actuar »

La víspera de esta exposición a cielo abierto, en el Palacio de las Naciones se celebró una reunión para llamar la atención de la ONU. El objetivo era abrir una investigación internacional para que el peso de la justicia caiga sobre los responsables de este crimen.

Junto con juristas y expertos internacionales, Rama Yade, antiguo Secretario de Estado francés de Derechos Humanos, señaló que « las consideraciones políticas y económicas no deberían tenerse en cuenta. La comunidad internacional dispone de herramientas viables, incluyendo sanciones contra el régimen iraní, y debería utilizarlas para asegurarse que esta investigación se lleve a cabo ».

Las víctimas y sus familias en busca de justicia

Los organismos de justicia y seguridad de Irán han lanzado una fuerte represión contra los defensores de los Derechos Humanos. Es particularmente el caso desde la ascensión de Hassan Rohani a la presidencia en 2013. « El régimen iraní demoniza y encarcela a los militantes que luchan por los derechos de los ciudadanos », reporta Amnesty International el 2 de Agosto de 2017.

«Los defensores de los derechos humanos buscan la verdad, la justicia para miles de prisioneros que fueron numerosamente ejecutados o que desaparecieron en los años 1980. Los allegados de las víctimas se han convertido en defensores de los Derechos Humanos por necesidad. Se han servido de las redes sociales y de otras plataformas para hablar de las atrocidades cometidas en el pasado », constata un miembro de Amnesty International.

Las autoridades han redoblado los esfuerzos para silenciar cualquier discusión concerniente a las violaciones cometidas en los años 1980. Con el objetivo borrarlas de la memoria colectiva, se han puesto en marcha diferentes métodos para borrar pruebas. La difusión a través de las redes sociales permite a los defensores de los Derechos Humanos organizarse. Con internet, pueden intercambiar información y organizarse para asistir a las manifestaciones de conmemoración que tienen lugar en Kharavan, al noroeste de Irán.

Hasta ahora, las Naciones Unidas no se han contentado solamente con no condenar las acciones del régimen iraní; tampoco han impuesto verdaderas sanciones en relación a los crímenes cometidos en 1988.

También te gustará