Kulturnatt: en Estocolmo, la cultura no duerme

TRADUCIDO POR NÚRIA HURTADO SERRAMALERA Y BERNAT ARANDA CASAJUANA

De casa al trabajo, del trabajo a casa… a menudo es difícil añadir una salida cultural a una rutina sin tiempo libre y con un presupuesto limitado. Con tal de conseguirlo, la ciudad de Estocolmo organiza cada año una kulturnatt (“noche de la cultura”). Este sábado 29 de abril será el momento de (re)descubrir la cultura de otra forma.

La primavera está de vuelta y, con ella, los días son más largos. Pasear por las ciudades escandinavas como la de Estocolmo ya no es tan difícil como lo era en invierno. Con estas condiciones, ya no hay excusa para no aprovechar la vida cultural y nocturna de la “Venecia del Norte”. La kulturnatt es una introducción perfecta: arte, danza, literatura, música o incluso teatro Este evento ofrece una amplia gama de actividades culturales ypropone de manera gratuita varias formas para salir de la rutina. Desde la pequeña galería secreta hasta los museos nacionales, pasando por discotecas o tatuajes, cada uno encuentra sus gustos.

Lo único difícil es la elección

En Estocolmo, la kulturnatt forma parte de un conjunto de cuatro eventos culturales diferentes organizados por la misma ciudad. Entre ellos, se encuentra el festival cultural de Estocolmo y el evento We Are STHLM, el festival para jóvenes. Así pues, de abril a septiembre, la ciudad propone una multitud de conciertos, conferencias y otras actividades para los habitantes y visitantes.

Hall principal del museo Nordiska. Crédito Arild Vågen.

Una cultura sin fronteras

El año pasado, fueron 138 500 visitantes los que participaron a los diferentes eventos repartidos por toda la capital. Como centro de la arquitectura y del diseño, podremos aprovecharlo para hacer una visita guiada de la última exposición: “Josef Frank – Against Design”. Por otro lado, en el museo de la etnografía podremos iniciar la confección de nuestra propia máscara. Este año, la kulturnatt empieza el mismo día que el Día Internacional de la Danza. Esta es la ocasión para ponernos unas zapatillas y de probar cada una de las varias danzas de la academia Royal Ballet de Suecia.

Estocolmo no es la única ciudad que ha intentado iniciar la experiencia de la noche de la cultura. Ni tampoco es Suecia el único país que intenta celebrar este evento nocturno. Desde regiones del sur hasta Laponia, pasando por Noruega y Dinamarca, y numerosas ciudades escandinavas proponen el mismo tipo de evento. Sin embargo, Oslo prefiere hacerlo en septiembre, mientras que Copenhague lo celebra en octubre. Qué mejor que pasar un verano y un otoño escandinavo bajo el signo de la cultura.

A la búsqueda de la cultura

Participar en la kulturnatt es también tener la ocasión de descubrir la existencia de lugares y de arte que nunca hubiéramos imaginado conocer. Esta vez, los institutos culturales también abren sus puertas. Aunque a menudo son discretos y, a veces, incluso exclusivos, los institutos aprovechan estos eventos para llamar a un público más amplio. De este modo, el Instituto cultural finlandés propondrá un festival que mezclará talleres, artes y música en directo. Para los francófilos, el Instituto Francés aparece esta noche bajo el tema “medianoche en París”, que mezcla un ambiente jazz de los años 30 y la danza. El Instituto cultural italiano propone ofrecer a su público la proyección de la película I was a dreamer, de Michele Vannucci.

Foto de báner: imagen de ilustración. Crédito Alma Cohen.

También te gustará