Italia se rebela contra una base militar americana en su territorio

TRADUCIDO POR AGOSTINA MASSARINI

El movimiento italiano 5 Estrellas se está replanteando nuevamente el desmantelamiento de la base militar americana de Niscemi, en la provincia de Caltanisetta, en Sicilia. La población continúa oponiéndose. Una vez más, se habla de la pérdida de soberanía de Italia sobre su territorio.

Escondida entre las montañas sicilianas, un precioso ambiente de una reserva natural de alcornoque, el Mobile User Objective System (MUOS) es una estación militar americana. Dicho sistema de comunicación global mantiene conectadas a las unidades combatientes estadounidenses y las de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Se trata de las cuatro bases que componen la red: Hawai, Australia y el Estado de Virginia. Conectadas entre sí gracias a un sistema de comunicación satelital de alta frecuencia, permiten el control de drones, submarinos, navíos de guerra y aeronaves de largo alcance, entre otras, para poder llevar a cabo una gran guerra a la distancia.

Todo comienza en 2001 cuando Berlusconi, en ese momento presidente del Consejo Italiano, firma el primer acuerdo con Estados Unidos. De hecho, luego de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, la lucha contra el terrorismo se volvió uno de los principales objetivos del otro lado del Atlántico. Berlusconi decide vender entonces a la marina americana, al amparo de la OTAN, este territorio estratégico donde ya se encuentra uno de los centros de transmisión radio navales. Cerca de unos siete millones de euros fueron invertidos, desde 2009, en su construcción. La base militar es efectiva desde el 2 de noviembre de 2016, y se volverá operacional al completo en los meses siguientes. Sicilia se vuelve entonces la tierra de la cual parten los drones en dirección a las guerras que combate Estados Unidos.

Los radares de la base militar americana de Niscemi en Sicilia, créditos : comité NoMuos 

El MUOS entra en el programa más amplio del HAARP (High Frequency Active Auroral Research Program), un programa de investigación científica y militar en la ionosfera. Dicho programa, se basa en la modificación del clima y en la utilización de las radiaciones solares para poder destruir las comunicaciones enemigas a través de ondas emitidas a alta frecuencia… ¿Se declarará la guerra de las galaxias?

Los ciudadanos se movilizan

En 2009, “¡Y ahora desmantelamos todo!” inicia el movimiento de protesta en contra de la construcción, y luego de la expansión, de la estación militar americana. Varios comités locales fueron creados en Sicilia. Reciben el apoyo no solo de la parte de otros grupos de protesta de los “Grandes proyectos inútiles e impuestos (GPII)” italianos, sino que también de otros grupos internacionales. Las reivindicaciones iniciales se concentran en la ocupación ilegal del territorio y en los efectos nocivos de las radiaciones al medioambiente. La Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó, además, las ondas electromagnéticas como “posibles agentes cancerígenos” para el hombre. El fiscal de Caltagirone y el Tribunal administrativo regional resaltaron en varias ocasiones que la base no contaba con ninguna autorización de implantación. También, exigen que estudios sobre los impactos y los riesgos sean realizados.

Durante el evento Manifesta 12, del 16 de junio al 4 de noviembre de 2018, el palacio Aiutamicristo de Palermo fue sede de una exposición sobre la lucha de los comités NoMuos. Un documental, realizado en la reserva natural donde se encuentra la base, permite concientizar al público en esta lucha local. Las palabras de los residentes de Niscemi se dirigen directamente a los visitantes “Si miramos hoy, de un lado vemos solamente campos y plantas, mientras que, del otro, donde se encuentra la base, no vemos nada, solamente árboles quemados. No hay más nada. Es por la guerra, para poder tirar bombas. Es por eso que la pusieron aquí.”

Exposición presentando la lucha de los comités NoMuos durante el evento Manifesta 12 en Palermo en 2018. Créditos: Elsa Pécot 

 La base de la muerte

La implantación de esta base está vista como una traición. De hecho, el Muos no participa en la defensa nacional, ya que su uso es exclusivo para la US Navy (Armada Marina estadounidense). La soberanía de Italia sobre su territorio se ve entonces amenazada por la implantación de este tipo de estación militar. A los riesgos sanitarios y medioambientales se agrega también el riesgo constante de ataque terrorista. Si esta base asesina de manera directa a través de las emisiones de ondas electromagnéticas, también lo hace de manera indirecta mediante el envío de drones encargados de vigilar y de matar en los territorios establecidos.

Massimo Denaro, del comité NoMuos, explica que el proceso legal de Muos se realiza en dos marcos: la justicia penal y la administrativa. Durante la última sentencia, el Tribunal Administrativo Regional declaró al Muos como no abusivo y no nocivo. Legambiente, asociación medioambiental italiana, presentó un recurso en contra de esta decisión. Si el recurso es rechazado, el proceso se terminará rápidamente. Pero si no lo es, el Muos será declarado como ilegal. La ministra de la Defensa afirmó que no se presentará a la audiencia. Una decisión estratégica ya que es el resultado de la misma el que confirmará todo.

Desacuerdos dentro del partido 5 Estrellas en cuanto al futuro del Muos

Les membres du Mouvement 5 étoiles ont toujours soutenu la lutte contre la construction du Muos et ce, jusqu’à leur élection au gouvernement, le 4 mars 2018, en alliance avec la Ligue. « Le gouvernement actuel n’a pour le moment que poursuivit la politique des administrations précédentes. Il soutient toujours le Muos et tous dispositifs militaires » déclare Massimo Denaro.

Los miembros del Movimiento 5 Estrellas estuvieron siempre a favor de la construcción del Muos, y fue, hasta su elección al gobierno, el 4 de marzo de 2018, en alianza con La Liga. “El gobierno actual no hizo más que continuar con la política del gobierno anterior. Todavía apoyan al Muos y a todos los dispositivos militares” declara Massimo Denaro.

La actual ministra de la Salud italiana, Giulia Grillo, presentaba ya en 2014 su posición en cuanto al Muos. La describía como una “construcción en contra de las reglas administrativas, en el buen sentido, al principio de la precaución y a la Constitución (italiana). Además, se encuentra en una zona con grandes riesgos medioambientales y sísmicos con tasas elevadas de tumores.” Agrega que “no es nada gracioso contraer mieloma múltiple sabiendo que es por causa del ambiente en el que vivimos, porque hay políticas que no cumplen con su deber.” Concluye que “el Muos no debería existir”.

Desacuerdos en cuanto al futuro del Muos salen a la luz dentro del partido 5 Estrellas. Giampero Trizzino, deputado 5 Estrellas de la región de Sicilia, afirma, que según él es necesario seguir luchando en contra del Muos. El 7 de noviembre pasado, en Roma, se encontró con la ministra de la Defensa Elisabetta Trenta. El deputado siciliano declaró, durante una entrevista, que el Movimiento 5 Estrellas renunciará al Muos. La ministra, de su parte, no parece estar de acuerdo.

El desmantelamiento parece lejano pero la lucha continúa

Según el comité NoMuos, todos estos discursos políticos no son más que hipocresía. Giampero Trizzino y la ministra de la Defensa Trenta, anunciaron que sería necesario un sistema de control de las emisiones de ondas electromangéticas. Las mismas no deberían sobrepasar, en teoría, los límites establecidos a nivel italiano y europeo. Según Massimo Denaro, no es más que “el último medio encontrado para cubrir las apariencias”. Es la continuación de lo que “todos los gobiernos lograron hasta ahora”. Lo que podría hacer ahora el gobierno actual es retomar en los parlamentos regionales y nacionales, todo el camino político realizado cuando todavía estaba en contra del proyecto. El desmantelamiento parece lejano.

Manifestación NoMuos del 9 de agosto de 2013

Créditos: Comité NoMuos

Además, desmantelar la base Muos de Niscemi implicaría la ruptura de acuerdos diplomáticos entre Italia y Estados Unidos. Sin embargo, Italia todavía cuenta con el apoyo de Trump en cuanto a su diplomacia mediterránea. De todos modos, la batalla no se termina aquí. Fabio D’Alessandro del comité de Niscemi asegura “que todavía hay un proceso abierto, y que de todos modos, el comité NoMuos no dejará de oponerse hasta que la base no sea desmantelada.” Los comités NoMuos organizaron una manifestación por el desmantelamiento el 8 de diciembre pasado en Niscemi. Los sicilianos se consideran soberanos de su territorio y por lo tanto libres de recuperar el control.

También te gustará