Crédit Émilie Porée.

«Look at her»: la experta

TRADUCIDO POR AGOSTINA MASSARINI Y MÓNICA LICEA

En el marco del proyecto «Look at her», Émilie Porée recorre el sudeste de Asia para encontrarse con mujeres de todos los horizontes y poder describirlas. En Vientián, capital de Laos, se reunió con la doctora Soulany Chansy en su puesto de trabajo, la Cruz Roja laosiana.

Soulany tiene 51 años y estudió medicina durante siete años en Bakú, Azerbaiyán. Muy rápidamente tras haber terminado su carrera, obtuvo el puesto de doctora en la Cruz Roja laosiana de Vientián. Queriendo seguir perfeccionándose, obtuvo en 1997, el certificado de «Administración en investigaciones de las perspectivas nacionales e internacionales del VIH», volviéndose una especialista en el virus VIH y el sida.

Continúo también su formación en temáticas más generales, como el desarrollo de proyectos, la comunicación y el liderazgo. Además, sigue muy de cerca todas las noticias que conciernen a la Cruz Roja y a sus diferentes redes en el mundo. Soulany terminó por alejarse progresivamente de su consultorio médico para orientarse hacia la búsqueda e implementación de proyectos contra el sida. También integró como asistente, el proyecto «VIH/AIDS Project in Laos», en 1999, del cuál se convirtió en manager un año después. El proyecto se articula en torno a cuatro ejes principales.

Prevenir, informar, tratar, acompañar

 «Antes que nada, explica, mi equipo y yo centramos nuestro trabajo en la prevención del virus para disminuir el número de enfermos». Luego de haberse formado en prevención en Tokio, fue a un barrio de la ciudad para encontrarse con prostitutas. «Nuestro objetivo es proteger sus vidas, y no hablarles de moral. Les damos consejos prácticos y organizamos talleres concretos, para que puedan recibir toda la información sobre el virus».

La segunda parte del proyecto es el desarrollo de un programa contra la estigmatización y la discriminación en las ciudades laosianas, ya que, en muchas de ellas, el virus es totalmente desconocido y las víctimas son marginadas de la sociedad.

La tercera parte es sobre el tratamiento. «Orientamos a las personas atacadas con profesionales en las clínicas y hospitales de los alrededores según sus diagnósticos».

La cuarta y última fase del proyecto consiste en «enseñarles a las víctimas tanto como a sus próximos a aceptar la situación y a adoptar las buenas medidas en la vida cotidiana».

Un horario semanal cargado

La doctora y sus equipos se reparten el trabajo en varias actividades. Con el objetivo de establecer estadísticas, algunos miembros del proyecto realizan el trabajo de campo para comprender el estado de la situación y su evolución. A partir de estos datos, otros miembros se ocupan de crear talleres de prevención, sensibilización y no estigmatización. Al ir a los pueblos laosianos más afectados por el virus, logran establecer contacto con la población gracias a dichos talleres. Entre otras actividades importantes, nos encontramos con la asistencia a las conferencias internacionales para poder explicar el proyecto y mostrar tanto los avances como los resultados obtenidos. Soulany resalta que «también es necesario cooperar con las ONG y las empresas», ya que permite ganar visibilidad y recaudar más fondos para financiar el proyecto.

Soulany trabaja de proyecto en proyecto, todos relacionados a distintos aspectos del VIH. Desde la búsqueda, la implementación, las conferencias internacionales y su función de manager, Soulany tiene un horario semanal bastante cargado. Su CV detallado, ¡no tiene nada más ni nada menos que 12 páginas!

También te gustará