Malta: El futuro de los refugiados en plena pandemia

Traduit par Alicia Gonçalves, rélu par Bernat Aranda

Malta es acusada de rechazar a migrantes. Una acción ilegal que las ONG denuncian. Un centenar de personas siguen en cuarentena a bordo de un barco en las costas del país sin autorización de desembarque. Malta llama a la solidaridad europea para que les ayuden en estos tiempos difíciles.

AlarmPhone, una ONG que guarda las llamadas telefónicas de personas en peligro en el mar, ha publicado un vídeo recientemente. En la publicación se puede ver la marina maltesa intimidando una embarcación. Probablemente para disuadirles de su ruta hacia el país. Según algunos testimonios de las víctimas, los militares malteses apuntaron sus armas hacia ellos y realizaron maniobras peligrosas cerca de su barco. Luego, ayudaron a los pasajeros. En lugar de llevarlos a Malta, estos les ofrecieron un nuevo motor para que fuesen a Italia.

Un comportamiento cruel que denuncia AlarmPhone. A causa de la crisis sanitaria, ningún barco humanitario navega en las aguas mediterráneas. Esta ausencia de ayuda preocupa a las ONG. Como a Vincent Cochelet, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), quien explica en una entrevista para el periódico Infomigrants. «Si los Estados europeos no quieren asumir la responsabilidad de salvar vidas en el mar, que dejen el lugar a los actores de la sociedad civil. ¿Nos imaginaríamos no llamar a los bomberos si hubiera un edificio en llamas en Europa? Es exactamente lo mismo en el mar».

En Malta, 160 refugiados siguen todavía en cuarentena en un barco a pesar de haber sobrepasado el periodo obligatorio. El país se niega a desembarcarlos sin haber, previamente concluido un acuerdo con los otros Estados europeos. Un acuerdo complicado, casi imposible, según Vincent Cochelet: «Malta quiere una redistribución europea de esos migrantes, pero es imposible en el contexto actual, sobre todo con los cierres de numerosas fronteras europeas por culpa de la crisis sanitaria. Es simplemente irrealista».

¿Europa utiliza como excusa el Covid-19 para no ayudar a los refugiados?

A causa de la situación actual, gran parte de las fronteras están cerradas. Un obstáculo más para los migrantes en su camino para obtener mejores cuidados y una vida mejor. Malta, Italia y España están en primera línea en la llegada de migrantes. Aunque ofrezcan una gran ayuda de salvamento y acceso al país, una redistribución entre los diferentes estados de Europa es necesaria. Sobre todo para Malta, que es un pequeño territorio donde su capacidad de población queda rápidamente limitada. Pero no es una excusa para no ayudarlos, como Vincent Cochelet lo hace saber. “Entendemos que Malta es un pequeño territorio con poca población (…) Pero el salvamento marítimo responde a principios elementales de humanidad. Las personas rescatadas deben ser desembarcadas en tierra firme».

Malta está en peligro por el rápido número de refugiados que han llegado a sus costas mayoritariamente de origen libanés. El país ha hecho frente a un crecimiento de un 400 % en 2020. En 2019, de las 3 405 personas que desembarcaron en el país, solamente un 8 % se desplazaron a otros estados.

A causa de las circunstancias actuales, un acto de solidaridad entre los estados europeos es necesario. Las ONG piden un acuerdo para ofrecer mejores condiciones de bienvenida y de salvamento a estas personas. A pesar de la larga espera de una respuesta, los otros estados en primera línea, como España o Italia, continúan realizando tareas de salvamento marítimo en sus aguas.

También te gustará