Samuel Wazizi: Asesinado por hacer su trabajo

TRADUIT PAR: BERNAT ARANDA RELU PAR: SÒNIA GUALDO

Samuel Wazizi, un periodista camerunés asesinado por ejercer su profesión, muestra los peligros a los que se expone la prensa en ciertos países. Una fatalidad cada vez más recurrente en el mundo. ¿Ser periodista es hoy un crimen?

Samuel Wazizi está muerto. Después de 300 días sin noticias, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha confirmado su fallecimiento el 2 de junio de 2020. La organización reclama a las autoridades que aclaren los detalles de su muerte. Un militar próximo al caso indicó que Wazizi estaba enfermo. La historia empezó el 2 de agosto de 2019, cuando Wazizi fue acusado de criticar a las autoridades y su gestión de la crisis. Después de haber pasado 5 días detenido por la policía de Muea, el 21.º batallón de infantería de Buea lo recogió el 7 de agosto de 2019. Desde entonces, su familia, sus compañeros y sus abogados no han sabido nada más de él. El 28 de mayo tenía que comparecer ante el Tribunal Superior de Fako, pero no se presentó. Uno de sus abogados, Emmanuel Nkea, declaró que era más probable que estuviese muerto que vivo.

«El hecho de que Wazizi fuese detenido sin poder ponerse en contacto con nadie y que no sepamos nada de él nos hace temer lo peor» afirmó Arnaud Froger, responsable del despacho África de Reporteros Sin Fronteras. La organización desconfía y exige explicaciones acerca de la muerte repentina del reportero. Temen que fuese torturado.

#Camerún: tal y como temía RSF, el periodista Samuel Wazizi, detenido en régimen de incomunicación por parte de unos militares desde agosto de 2019, ha fallecido. Se trata del peor abuso cometido contra un periodista camerunés desde hace 10 años. #JusticeForWazizi https://t.co/GisxIgwZAA pic.twitter.com/q0Bj2IPCMS
— RSF (@RSF_inter) June 3, 2020

Wazizi simplemente estaba trabajando cuando fue detenido. La libertad de prensa del país está en decadencia. Según la clasificación de RSF sobre la libertad de prensa mundial, el Camerún figura en la 134.ª posición sobre 180 países. Las personas que ejercen esta profesión viven en una situación de peligro constante. El Camerún sufre cortes constantes de conexión a Internet ordenados por el Estado, con tal de evitar que se comparta información. Desde las últimas elecciones presidenciales ha aumentado la persecución de los medios.

Paul Biya, presidente del Camerún desde hace casi 38 años, hace reinar una crisis de autocensura y de temor. Los periodistas independientes o incluso los corresponsales son agredidos, encarcelados y, a veces, asesinados. La muerte de Wazizi ha conmocionado a los internautas. Hará cerca de un año que nadie ha recibido novedades de él o su ubicación, lo cual pone en guardia a la organización de Reporteros Sin Fronteras, que pide respuestas. En las redes, el hashtag #JusticeforWazizi fue trending topic en Twitter durante unos días.

Nuestro pésame a la familia del periodista camerunés Samuel Wazizi, el cual habría muerto después de meses de tortura.
Movilicémonos para que se aclaren las circunstancias de su fallecimiento y los culpables respondan de sus actos. #JusticeForWazizi pic.twitter.com/4SoyfETB71
— Brice Albin (@BriceAlbin1) June 3, 2020

La libertad de información ha ido ganando terreno en el continente africano desde los años 90, pero el camino que queda por delante todavía es largo. Solo este año, tres periodistas han sido asesinados en África, concretamente en Camerún, Nigeria y Somalia.

Libertad de prensa: ¿para cuándo?

Wazizi fue acusado de haber expresado comentarios críticos hacia las autoridades y su gestión de la crisis en las regiones anglófonas del Camerún. Hace tiempo que las regiones anglófonas del país están marginalizadas y hay enfrentamientos entre grupos independentistas y el ejército. Wazizi era anglófono, lo cual pone en alerta RSF. Arnaud Froger declara: «Rogamos a las autoridades que rompan este silencio intolerable alrededor de este caso y que lleven a cabo una investigación seria e independiente para establecer las circunstancias que han llevado a este trágico acontecimiento».

Hay algunas ONG que apelan a los periodistas a movilizarse en homenaje a Wazizi y a protestar contra esta censura. Wazizi es el segundo periodista, después de Mimi Mefo en noviembre de 2018, víctima de la que podríamos llamar “crisis anglófona”. Esta crisis, que empezó en 2016, ha causado más de 3 000 muertos y no parece que vaya a acabar pronto.
Sin embargo, hay organizaciones que luchan cada día contra esta violencia. Hoy lloran la muerte de este periodista y reclaman justicia para él y su familia y allegados.

También te gustará