Elecciones en Montreal: un «viento de renovación»

TRADUCIDO POR JUAN MANUEL HERNÁNDEZ Y MÓNICA LICEA

El 5 de noviembre de 2017, las elecciones municipales tuvieron lugar en Montreal. En tanto la ciudad se encontraba bajo el mandato liberal, dirigido por Denis Coderre desde el 2013, la estrecha victoria del Proyecto Montreal, con el 51,42 % de los votos, resultó una verdadera sorpresa. La candidata Valérie Plante se convirtió en la primera mujer elegida como la cabeza de la metrópolis. Con ella, dieciocho alcaldes de distrito, cuarenta y seis en el consejo de la ciudad y treinta y ocho en el consejo del distrito son el resultado de las elecciones.

Entre las banderas de su programa, se valoriza la cultura y el arte, lo que viene de antes, aferrado a su experiencia personal: Valérie Plante obtuvo un certificado en intervención multiétnica en el marco de su formación antropológica; además de su maestría en musicología. Asimismo, es cercana a las esferas comunitarias y sindicales; es una mujer comprometida, desde siempre, contra la desigualdad social, por medio del trabajo de campo con mujeres inmigrantes, por ejemplo.

Ventajas para el transporte público

Los ganadores de las elecciones se distinguen por un programa ecológico, social e inclusivo. «Favorecer la agricultura urbana y la oferta alimenticia sana y duradera», «proteger y resaltar las fuentes de agua potable» o, incluso, «valorizar los desechos y favorecer el soterramiento» forman parte de las promesas del programa de Valérie Plante. Insistió, durante su campaña, sobre la consolidación y mejoramiento de los transportes colectivos; por ejemplo, uno de sus objetivos es imponer tarifas sociales sobre los transportes comunes a fin de que las personas, cuyas condiciones económicas sean más desfavorables, puedan gozar de los beneficios de los servicios de la ciudad con mayor holgura.

Una voluntad de igualdad entre los individuos

La Señora Plante pretende igualmente rendir homenaje a las «mujeres y personas de las comunidades culturales que han contribuido enormemente a la ciudad de Montreal». Así, las estaciones de la futura línea del metro, la «línea rosa», llevarán los nombres de aquellas personas que hicieron Montreal. Aunque la medida pueda parecer solo simbólica, se enmarca absolutamente en la valorización de la diversidad de la ciudad y en la igualdad entre mujeres y hombres.

Algunos de los puntos del programa defienden la lucha contra «el acoso en las calles contra las mujeres las personas de la diversidad sexual y de género». El propósito es velar por hacer la metrópolis más inclusiva para las personas LGBTQ.

Hacer de Montreal una ciudad agradable para vivir

La ecología es un pilar del programa de la Señora Plante. Tiene previsto extender las vías para las bicicletas y la extensión de los transportes públicos (ver más arriba). La nueva alcaldesa desea igualmente crear 12.000 viviendas sociales en cuatro años.

Projet Montréal dictó varias medidas de seguridad; entre ellas: «mejorar la transparencia y la responsabilidad del servicio de policía» y «desarrollar una cultura policiaca más respetuosa de los derechos de los ciudadanos». Concretamente, se trata de ofrecer una formación más completa las fuerzas del orden, sobre todo las referentes a las reglas de disparo, pero, además, excluir el uso de balas plásticas, el despliegue de un número desproporcionado de policías durante motines y luchas contra «la categorización racial y social».

Se trata de un programa de tolerancia, de igualdad, de ecología; un programa que está lejos de ocurrir en casa de los vecinos estadounidenses y, en una mínima medida, en Europa.

Más elegidas que elegidos

Por primera vez la ciudad cuenta con más mujeres elegidas que hombres. Esto es tanto más innovador como ventajoso ocupar puestos decisorios que antes no era posible, así como la alcaldía. Lachine, el distrito ganado por el Projet Montréal, cuenta con un equipo en el cual solo hay un hombre; forma la minoría, visiblemente. Sin embargo, la diversidad parece estar menos presente que la feminización durante las elecciones.

La primera elegida autóctona

Marie-Josée Parent fue elegida en el consejo municipal de Montreal en la bancada liberal. Parent forma parte de los siete elegidos pertenecientes a la diversidad. Esto, no obstante, es un avance, pues se trata de la primera autóctona elegida en Canadá. Oriunda del pueblo Micmac y Acadia, trabajó para promover y reconstruir las culturas de las primeras naciones. Durante una entrevista dada para Radio Canada manifestó querer concentrarse en «todo lo autóctono», para darle voz a las comunidades y valorizar el arte autóctono.

Una ola más grande de renovación

El consejo de estatus de la mujer de Quebec habla de «viento de renovación» en Quebec en un comunicado. Montreal no es la única ciudad que ha recibido resultados positivos en términos de feminización en las instancias políticas. Según el gobierno quebequés, 205 mujeres fueron elegidas alcaldesas durante las elecciones municipales en Quebec este año. Además, múltiples mujeres ocupan puestos de consejería municipal. En Très-Saint-Rédempteur, un pequeño pueblo quebequés, ampliamente Julie Lemieux fue elegida alcaldesa. Se trata no solamente de la primera mujer en ocupar ese lugar, sino que es también la primera elegida transgénero en Canadá.

También te gustará